Tierra Cocola l Discos l Ritmos l Baile l Música l Galería l Videos








La salsa, un baile cocolo de Puerto Rico

Ejecución

Existe un elemento espiritual en los bailes cocolos de Puerto Rico. Hay una conexión real e intangible con el ser interior y la música. Los cocolos hablan de la musa y de entrar en un estado espiritual casi hipnotizante donde los pasos y movimientos salen espontáneos. Estos son momentos vitales en el baile donde el ritmo y el fluido del movimiento se combinan para formar una sola unidad. Ya no existe una separación entre la música y el baile. Son iguales. Este estado es tan íntimo y emocional que, por ejemplo, si una persona observando fuera a interrumpir a la persona que este bailando a preguntarle como fue que se hizo tal paso o tal movimiento la repuesta usual sería “no se, no recuerdo lo que hice”. Este es el elemento más elusivo del baile, sin embargo quizás el más importante. Lo mismo ocurre con los bailadores en África. El bailar en sociedad debe ser una experiencia, una aventura, y no un espectáculo.

Por el otro lado, la parte física del baile contiene varios elementos cocolos tangibles que podemos describir y hasta aprender. En la tradición puertorriqueña los bailes cocolos como la salsa, entre otros, se bailan con pasos cortos y firmes.  Este es el elemento de cimiento. Los pies están firmes en el piso y pesados, acentuando cada movimiento. Se marca hacia abajo, en el blanco, y sin arrastrar los pies. No se baila en la punta de los pies sino con el pie entero y no hay brinco. Esta manera de pisar es común en los bailes africanos.

La posición o línea del cuerpo es semejante a la manera de parase para cualquier deporte. Inclinada hacia el frente y con una leve sentada. A pesar de que los pies están firmes en el piso, el peso del cuerpo se lleva hacia el frente en la bola del pie. Sin embargo no es necesario levantar los talones al pisar porque esto resulta en pasos largos y también débiles. Aunque la línea del cuerpo es hacia el frente no es una posición rígida. El bailador es flexible y en ciertos momentos puede moverse más hacia el frente o hacia los lados según soplan los vientos de la música. Este tumbao es parte esencial del baile cocolo.

Además del tumbao, existe un movimiento corporal lateral. Este movimiento es producto de doblar y estirar las rodillas de manera específica. Si comparamos esta técnica con la de una persona caminando normal, resulta ser exactamente el opuesto. Al caminar normal estiramos la pierna y marcamos en el talón. El peso del cuerpo se encuentra atrás sobre los talones. Sin embargo, al bailar con técnica cocola boricua, el peso del cuerpo se encuentra hacia el frente y marcamos con la pierna doblada. Esto no quiere decir que se baila con las piernas dobladas, sino que la acción de estirar y luego doblar es ahora al revés, doblar y luego estirar. Las caderas se muevan levemente de un lado al otro y los brazos se cruzan de un lado a otro en dirección contraria a las caderas. Este tipo de movimiento es africano.

Se baila tradicionalmente utilizando libremente tres posiciones corporales diferentes. Estas son las posiciones cerradas, abiertas y libres. Posición cerrada es de parejas enlazadas. Posición abierta es bailar aguantando una o ambas manos de la pareja. Posición libre es bailar sin tocar la pareja. El bailador cocolo utiliza las tres posiciones esporádicamente durante una pieza de baile. No se queda estancada en una posición a través de toda la pieza musical. Algunas partes de la música son más compatibles para una posición que para otra. Es mejor bailar en posición libre, por ejemplo, en la parte mas encendida de la música que en la parte mas tranquila. Aunque estas son las tres posiciones básicas en realidad hay más. En total son ocho. Las ocho posiciones de baile son: cerrada, abierta, libre, paralela, de paseo, lado a lado, sombras y de espaldas. El reservar elementos corporales del baile para ciertas partes específicas de la música es una tradición africana.

En el baile clásico europeo y en los bailes de salón modernos existen cinco posiciones para los pies que forman la base para todas las figuras. Para el baile tropical existen ocho posiciones diferentes para los pies y una manera específica de alineamiento que aunque similar es diferente al baile clásico. Para el baile clásico como el ballet, al igual que en el baile de salón y el jazz, el bailador se para con el peso mayormente sobre los talones, juntando los talones y apuntando los pies en forma de “v” hacia fuera. El resultado de esto es una postura muy recta y rígida. Sin embargo, los cocolos no bailan de esta manera. Apuntan los pies un poco hacia adentro separando un poco los talones. Esto resulta en una postura más relajada y flexible y con el peso del cuerpo hacia el frente.

Las ocho posiciones básicas para los pies son:


1




2



3




4




5




6




7




8


 
[1] [2] [3] [4] <anterior l siguiente>
 

BOMBA
l
PLENA l CLAVE TRES l SALSA l JIBARA l DANZA l PERCUSIONISTAS l MUSEO l ENLACES l RADIO l CONTACTENOS
© Tato Conrad 2004
Diseño y Mantenimiento por Navarro's Web